Rurrenabaque, la puerta de la amazonia boliviana

Situada donde convergen el río Beni, las estribaciones de los Andes y las interminables planicies del bosque tropical, Rurrenabaque es conocida por ser la puerta de ingreso a la aventura en la amazonia boliviana. Este peculiar pueblo de la selva es el punto ideal para partir a experimentar la rica biodiversidad, los paisajes exuberantes, las culturas nativas y los amistosos pobladores locales que hacen de esta región algo especial.

De La Paz son aproximadamente 20 horas en un vehículo atravesando las Yungas en las pendientes de Los Andes. Es conocido por el paisaje maravilloso contando con su vista panorámica que se armoniza con las montañas, la llanura y el rio, ubicandose al borde del gran rio Beni que fluye como el límite de los departamentos de Beni y La Paz.

Aunque es un pueblo pequeño con unos 18,000 habitantes, hay varias agencias de viaje y muchos hoteles a lo largo de las calles, siendo próspera la actividad turística. Sin embargo, siendo un área interesante para los turistas, muchos de los residentes no están bien económicamente. Mientras se desarrolla el turismo, la mayoría de los residentes trabajan en la agricultura de pequeña escala; son más de mil familias aproximadamente.

Rurrenabaque no sólo se ha convertido en un sitio al que acuden extranjeros y nacionales en busca de selva y vida al aire libre, sino que además ha impulsado otras iniciativas turísticas privadas como la de los indígenas y empresarios que se desarrollan bajo la tutela del movimiento de esa región beniana. Rurrenabaque, de ser un centro maderero y agrícola se convirtió en un punto turístico estratégico fundamental para el desplazamiento de turistas hacia otros destinos.

Entre los atractivos figuran La Pampa de Yucuma, que está en los municipios de Reyes y Santa Rosa; la selva del parque Madidi y el área protegida de Pilón Lajas. Existen 812 especies animales y 2.500 especies vegetales. Chimanes, tacanas, ese ejjas y mosetenes son los grupos indígenas que habitan originariamente la región.

Los lugares turísticos con vegetación tupida o menos alta, los animales salvajes y la belleza propia del pueblo se suman a la amabilidad de sus pobladores, que hacen que los turistas se sientan muy bien lejos de casa.

Los visitantes más frecuentes proceden de Israel, Inglaterra, Holanda, Estados Unidos, Argentina y Chile. Otro pilar fundamental de esta población de 18 mil habitantes es la infraestructura hotelera, gastronómica y de operaciones turísticas.

También se destaca la importancia de la artesanía, la comida y los servicios y la gente ha aprendido a respetar la naturaleza evitando la caza y la pesca y manteniendo las tradiciones sólo a través de las danzas.

Curiosidad: El rescate de Yossi

A sus 55 años, Tico Tudela recuerda como si fuera ayer ese diciembre de 1981, cuando recibió la visita del comandante de la Fuerza Naval Mariano Gómez, quien le solicitó organizar una expedición de búsqueda para dar con un israelí que se había perdido en las proximidades del río Tuichi. Para la operación de rescate, Tudela tenía una lancha de motor y contrató a cuatro personas. Durante tres días navegó por el río Tuichi hasta que llegó a un lugar por donde no pasaba la embarcación.

Tudela y sus acompañantes acamparon e iniciaron la búsqueda por tierra. Tico cuenta que dispararon armas de fuego para hacer ruido y demostrar su presencia. Pasaron cuatro días de caminata y el grupo pensaba en retornar con el fracaso a cuestas, cuando divisaron al israelí, a las 16.00. “Inicialmente confundimos el grito humano con los chillidos de los monos, nos acercamos en esa dirección y lo vimos. Él no podía creer y le dio un ataque de histeria, luego nos abrazó”, dice. Luego de cruzar el río, el grupo preparó un venado asado y el israelí, llamado Yossi, “se la pasó comiendo toda la noche y parte de la mañana”. Luego se dio parte a la Fuerza Naval y a la Embajada israelí informando que el turista perdido se encontraba sano y salvo.

La experiencia caló muy hondo en Yossi y le impulsó a escribir el libro El retorno del Tuichi, en el que contaba toda la aventura que vivió en la selva beniana. La obra tenía un detalle: estaba dedicada a Tudela. Tico recuerda que en 1985 el israelí volvió a Rurrenabaque para entregarle el libro en persona y se hizo llevar nuevamente a la selva para reconocer el lugar donde lo había encontrado. Cuenta que después de publicado el libro, poco a poco empezaron a llegar israelíes y otros extranjeros a la zona.

Tudela vivió toda su vida en esa población aunque cursó sus estudios en el colegio San Calixto de la ciudad de La Paz, luego comenzó los estudios universitarios, pero después los abandonó porque peleó en Teoponte. Desde esa época se dedicó a traer grupos turísticos y a guiarlos por la selva amazónica y los parajes paradisíacos de su tierra.

Tour de la selva

Es posible permanecer entre uno y 30 días en la selva. Los paseos tienen facilidades de alojamiento a lo largo de los ríos Beni y Tuichi ríos, pero también se puede ir para una caminata y campamento en la selva. Los buenos guías le pueden informar sobre las propiedades de las diferentes plantas y árboles y le permiten degustar algunos de los frutos. Para ver animales salvajes que hay que tener suerte, la mayoría de los animales prefieren permanecer escondidos en la espesura del bosque. Un paseo nocturno para revelar la vida nocturna es la mejor oportunidad para ver algunos. Por lo general, precios de las excursiones no incluyen entrada al parque (Bs80) y una cuota para permanecer en la comunidad (Bs50). Por la combinación perfecta de cultura y naturaleza alojarse en uno de la comunidad con base Eco-Lodges, como Berraco del Madidi (Quechua-Tacanas), San Miguel del Bala (Tacanas) Chalalán (Quechua-Tacanas) o Mapajo (Tsimanes-mosetén .) La Magdalena Ecolodge ‘es otra opción de tomar contacto con la naturaleza en una finca privada con un cómodo hostal en el centro de la selva, vea: butterflymadidi.com. Tucan Ecolodge es otra opción de tomar contacto con la naturaleza en una gira por los ríos Tuichi.

Si estás interesado en ver la mano de los trabajos de conservación en primer lugar, podés visitar el Santuario de Serere, la reserva privada operada por Travel Madidi. El equipo detrás de él era instrumental en el establecimiento del Parque Nacional Madidi, en la década de 1990. Ahora están con el que se establece la Serere punto estratégico está legalmente protegido las zonas hacia el norte para salvar la selva tropical de la misma suerte que enfrentan los Madidi 20 años en agosto Madidi Travel abrió el parque de 4.000 hectáreas en 2003, para permitir a los visitantes apreciar la biodiversidad restaurada, mientras que la generación de ingresos para su trabajo de conservación para continuar. Antes de que el libro fue abierto un proyecto de rehabilitación extensa participación se llevó a octubre, la reforestación y la recuperación de los lagos de la invasión de las plantas, la creación de infraestructura para apoyar el turismo sostenible, agroforestería, y la reintroducción de los animales rescatados. Ahora el grupo trabaja con la comunidad indígena para asegurar a la comunidad la protección continuada de Serere, y las tierras comunitarias, de las amenazas en curso tales como la tala y la caza. Como resultado de la conservación de sus esfuerzos, puede ser la vida silvestre abundante en Serere, incluyendo especies en peligro de extinción tales como jaguares, caimanes negro, anacondas, y muchas variedades de aves.

Las operaciones turísticas en Serere se mantienen a una escala pequeña, hay ocho casas de campo que alberga un promedio de 15 a 20 turistas, guías y manejar un máximo de seis turistas para minimizar el impacto de emabrgo. Madidi Travel también acepta voluntarios para estancias cortas o largas, para ayudar en una variedad de aspectos de sus operaciones o proyectos específicos.

Tour de las pampas

Para ver la fauna podés optar por un tour a las pampas. Entre los animales que se pueden ver son seis diferentes especies de cocodrilo (más especies que cualquier otro en la región es el hogar de mundo), incluyendo el gigante de caimán negro. Hay tortugas, las tres especies de anacondas, delfines rosados, carpinchos, monos, tucanes gigantes osos hormigueros, puercoespines,, guacamayos azules y amarillos, y los jaguares todavía. El número de guías nativos en la región pampeana son conocidos por sus habilidades peleones de serpiente, y cogerán serpientes venenosas con las manos vacías, durante una excursión.

Los observadores de aves son igualmente atraídos a la pampa y la selva. Una de las experiencias únicas tenía que estar en la región pampeana es la natación con los delfines rosados ​​de río. Los delfines son muy sociables, y se acercará a menudo el sonido de una lancha de motor, deseosos de interactuar con las personas. Debido a que el agua es oscura e impenetrable manchada por la vista, muchas personas experimentan ansiedad cuando es tocado por los delfines, porque no se puede ver bajo el agua. Para la mayoría, sin embargo, es una experiencia emocionante. A los delfines les gusta mucho interactuar con los seres humanos.
El paseo por las pampas se ha vuelto muy populares y turísticos durante la temporada alta, por lo que las visitas tienen el potencial para causar daño a la vida salvaje en el pequeño río Río Yacuma . Las visitas son realizadas por embarcaciones a motor por lo general que pueden causar lesiones fatales a los delfines rosados. Los guías competentes y éticos saben qué secciones del río deben tener un cuidado extra.

Cómo llegar

  • En avión, 1 hora de vuelo, por la compañía Amaszonas a partir de La Paz (US$59/trecho), Santa Cruz de la Sierra (US$104),Trinidad (US$59) e Guayaramerin (US$124). De La Paz, también es posible usar un Transporte Aéreo Militar, que es más barato.
  • En Omnibus, de La Paz, con salidas diarias por las empresas Yungueña e Trans Total, con destino final en Reyes. Son 20 horas de viaje por 80 Bs. Los ómnibus siempre están llenos, por lo general el exceso de capacidad, así que no esperes mucho consuelo. Las líneas de ómnibus del norte del departamento (Riberalta e Guayaramerin) no operan durante la estación lluviosa.
  • En un jeep 4×4, desde La Paz, el viaje puede hacerse en apenas 12 hs.

Dónde dormir

  • Ecolodge La Magdalena,
  • Hostal Touristico Santa Ana
  • Hostal Oriental
  • Los Tucanes de Rurre Hotel
  • Isla de Los Tucanes

Dónde comer

  • Mercado Municipal
  • Restaurant Tacuara
  • La Cabaña
  • Cafe Pachamama
  • Cafe Piraña
  • Camila’s
  • Tacuara
  • Restaurant Stephani and Juliano
  • Juliano’s

Por la noche

  • Junglebar Moskkito
  • Butterfly Pub
  • Monkey´s Bar

Mejor época

De mayo a septiembre.

Itinerario sugerido

15 días recorriendo Salar de Uyuni, La Paz,  Lago Titicaca, Tiwanaku y Rurrenabaque.

Relato de un viajero

http://www.viajeros.com/diarios/rurrenabaque/un-tour-fenomenal

Mapa

About these ads
Categorías: Bolivia | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: